Universidad Tecnológica de Bolívar

Oferta académica


¿Cómo es el consumo cultural en Cartagena?

Estudiantes del programa de Comunicación Social indagaron sobre ese aspecto
 
El curso Arte y Comunicación que actualmente reciben los estudiantes del programa de Comunicación Social de la Universidad Tecnológica de Bolívar ha sido una plataforma propicia para llevar a cabo la investigación: el consumo cultural en Cartagena.
 
La clase está encaminada en establecer el desarrollo cultural en los barrios de esta ciudad y a partir esta información elaborar  una nueva forma de información, por parte de los estudiantes del Programa de Comunicación Social, quienes guiados por el profesor de la Coordinación de Humanidades, Raúl Ballesteros, plasmaron a través de una serie de infografías el resultado del proyecto de aula. Un trabajo de campo desarrollado en 7 barrios de 3 localidades de Cartagena, pudieron  conocer de primera mano cuál es el consumo de la cultura: Getsemaní, Manga, El Socorro, Nueva Granada, Vista Hermosa, Campestre y Los Alpes.
 
Para el profesor Ballesteros la opción de mostrar los resultados en infografías fue la mejor “los estudiantes recogieron toda la información que encontraron en los barrios para mostrarlos de manera lúdica y entretenida, atractiva para que el público conozca ese consumo cultural de los diferentes barrios de la ciudad” expresó.
 
Para acercar los resultados a todo el público lo que sigue es difundir las infografías en las redes sociales y plataformas digitales, y así poder mostrar a todos la manera en que la industria se mueve y se vende, “esto tiene que ver un poco con el termino de economía naranja, que consumos culturales está haciendo la población y como se vende ese consumo cultural. El fin último es hacer el diagnóstico del consumo cultural de esos barrios de la ciudad, para luego mostrar de qué forma la sociedad se vincula con la cultura local de la ciudad, mostrar las infografías a través de la web, es un medio ideal para que esta información se divulgue y llegue al mayor público posible, y por otro lado es volver al barrio de origen de donde surge esta información y compartirlo con la comunidad” puntualizó. 
 
 
Los estudiantes hablan: 
Para Carolina Naizzir, la experiencia del trabajo de campo en el barrio Los Alpes –donde le tocó a su grupo- fue muy buena “la experiencia en general con el curso haciendo las infografías es bastante importante porque nosotros como comunicadores debemos tener ese conocimiento de recolección de información y luego saberla aplicar para que las demás personas las puedan entender y que sean de una manera que llame la atención y comunique”, agregó.
 
Kandy Solorzano, también comenta que la experiencia con la recolección de los datos para la infografía fue bastante interesante, pues pudieron interactuar “en vivo” con las personas de los barrios “nos ayudó mucho en el hecho de poder interactuar con las personas para que ellas pudieran tener confianza y así ellas poder entregarnos la información que requeríamos, y luego hacer la infografía, poderla publicar para que no solamente sea una información que solo tengamos nosotros, sino que otras personas tengan acceso a ellas” indicó.
 
Anderson Florez, la experiencia en general fue muy buena, encontró disposición por parte de sus encuestados, y además encontró personas con altos dominios culturales en el barrio el Socorro “las infografías nos permiten sistematizar de mejor manera información relevante, de manera didáctica y fácilmente aprehensiva. Asimismo, las infografías nos sirven de plataforma para presentar ideas (o en éste caso, resultados de las encuestas), las cuales podemos comunicar de manera sencilla y llamativa para los futuros lectores” finalizó.
 
 

¡Comparte este contenido en tus redes sociales!